Férulas de descarga en Barcelona

Férulas de descarga, todo lo que necesitas saber

La férula de descarga es uno de los métodos más usuales y eficaces contra el bruxismo (acto de apretar y rechinar los dientes) Consiste en una placa de material de resina transparente que tiene un grosor cercano a los 3 milímetros, se pone en una de las dos arcadas de la boca con el objetivo de impedir que los dientes de arriba rechinen con los de abajo, impidiendo el desgaste que se produce al friccionarlos, lo que puede provocar dolores en las mandíbulas, la cabeza y en la parte posterior del cuello.
La férula de descarga posibilita relajar los músculos y colocar la articulación de la mandíbula en su posición correcta. De esta forma se realiza una función de deshabito de los músculos y que estos dejen de sostener posiciones que causan tensiones y hacen que se aprieten los dientes entre sí.
Sin embargo, ello no quiere decir que estas posiciones no sean adecuadas en las mandíbulas y las consiguientes respuestas de los músculos.

2¿Cómo se utiliza?

El uso de la férula de descarga hace que se revise por parte del dentista periódicamente, con el objetivo de adaptar o repararla si es necesario. Además de todo lo anterior, se deben cumplir unas normas a la hora de colocarlas y retirarlas.
La colocación de las férulas se debe hacer con los dedos, después de humedecerla y comprobar que el proceso se ha llevado a cabo correctamente antes de morderla, ya que si no es así, se puede producir un daño o heridas en las encías.
Para retirarla, se debe hacer quitando los dos lados a la vez, luego lavarla con jabón neutro y un cepillo, para luego guardarla en un lugar seco con su correspondiente caja.

1Higiene

Si no se controla la higiene de la férula de descarga, esta puede oler mal y provocar mal sabor de boca. Mínimo, una vez a la semana es imprescindible meterla en agua en la que antes se ha incluido una dosis limpiadora de prótesis, habrá que dejarla durante dos horas, aproximadamente. Antes de volver a ponerla, debe ser lavada correctamente.
Puede ser, que en ocasiones, si la férula de descarga se deja de utilizar durante varios días, puede dañar y provocar molestias cuando se coloca. En ese caso se debe consultar con el dentista con el objetivo de que se elimine la posibilidad de que se haya provocado un movimiento de los dientes o proceda a su reajuste. También se debe ir al dentista en el caso de que aparezcan molestias y que permanezcan varios días.