Cirugía bucal Barcelona

Cirugía bucal, toda la información

La cirugía bucal es una especialidad muy antigua de la rama de odontología y consiste en el diagnóstico y tratamiento a través de cirugías de anomalía, daños y enfermedades de la boca, dientes, maxilares y demás tejidos.

cirugiasTEXTOEntre las cirugías más conocidas dentro de esta rama se encuentran, por ejemplo: lo implantes y trasplantes de piezas dentales, extracciones de dientes, tratamientos de ortodoncia, corrección de traumatismos, tumores que puedan aparecer y traumatismos alveolo dentarios.

La cirugía maxilofacial y oral es una especialidad de la medicina que abarca el diagnóstico y tratamiento quirúrgico de cuestiones relacionadas con traumatismos, enfermedades y malformaciones que engloban los tejidos duros y blandos de la cabeza, encías, dientes, boca, maxilar, mandíbula y cuello.

También puede ser considerada como la especialidad médica que trta la prevención, evaluación, tratamiento y rehabilitación de daños bucales y faciales, del mismo modo que los surgidos en el sistema cervical que se relacionan de forma directa con la misma. Se podrías conceptuar al cirujano maxilofacial como el cirujano que trata la cabeza y el cuello, con una formación especializada en la cara, no restringiendo su actividad a la reconstrucción o a la estética.

Por ejemplo, en el caso de que el paciente tenga un formación desigual de mandíbula, esto puede causarle dificultades a la hora de respirar, hablar, tragar o comer. Aunque en la mayor parte de las situaciones, deben ser tratados con cirugía dental para poder adaptar la mandíbula superior e inferior en un correcta y saludable posición.

Cuidados postoperatorios más comunes

Hay que recordar que el paciente intervenido en una cirugía debe tener unos cuidados postoperatorios adecuados y tan importantes como la misma cirugía.

MINIATURA cirugiasAlgunos de estos son:

Usar gasa: Cuando acabe la cirugía se coloca un apósito de gasa que se debe mantener en la boca durante una media hora.

Enjuagues bucales: No se debe enjuagar la boca en las primeras 24 horas. Después de un día, se debe enjuagar la boca varias veces al día con algún colutorio recomendado por el especialista.

Hielo: Usar una bolsa de hielo en una mejilla o en la zona tratada durante las primeras 12 horas. Esto permitirá a controlar el dolor, sangrado e inflamación.

El hielo se debe usar cada 10 minutos, con 10 minutos de aplicación.